La piel ha sido muy castigada en verano, por mucho que nos cuidemos y pongamos todos los medios a nuestro alcance, exponemos la piel a los excesos del sol, el mar y el cloro de las piscinas.

Ahora nos preparamos para otra estación y un buen exfoliante, es un básico de siempre.

Lo que te recomiendo ahora es una extra hidratación que te conserve ese buen tono de color que hemos logrado en verano. La hidratación es la base de un bronceado duradero.

Vamos a ver ahora los colores de maquillaje que nos enamorarán:

  • En consonancia con la ropa, no nos despegaremos de los colores básicos y tierra.
  • Para labiales, los tonos tierra y maquillaje, super neutros
    Respecto a las sombras, la línea que sigue en los tonos tierra serían los anaranjados y los verdes como contraste.
  • Para iluminar las mejillas, aprovecha el tono de tu bronceado hasta que no de más de sí, porque es el color más natural y precioso que nos deja el verano. Cuando ya no queda remedio, nos gusta subir el tono de nuestras mejillas. Apuesta por los tonos anaranjados, son super tendencia y favorecen mucho.
  • Sólo te queda la máscara de pestañas¡